Nueva Tangara descubierta en Colombia

Se descubrió una nueva subespecie de Tangara en Colombia. Se encontró por primera vez en el 2005 en la Serranía de los Yariguíes, cerca de la Reserva Natural de Las Aves de la Fundación ProAves Reinita Cielo Azul.

Sin embargo, no fue sino hasta esta semana que el trabajo científico formal que describe la nueva subespecie fue publicado. La nueva Tangara es una subespecie de Tangara Lacrimosa, y su nombre científico es Anisognathus lacrymosus yariguierum. Fue descubierta y descrita por Thomas Donegan y Jorge Enrique Avendaño, quienes la encontraron durante las exploraciones biológicas, apoyadas por ProAves, en la Serranía de los Yariguíes. La descripción se publicó formalmente la semana pasada en la revista científica Bulletin of the British Ornithologists’ Club

La nueva subespecie es un pájaro hermoso, con las partes inferiores amarillo brillante, alas azules y “lágrimas” por debajo de sus ojos. Se diferencia notablemente de otras poblaciones de la cordillera oriental de Colombia porque su espalda y corona son más oscuras. El nombre yariguierum se refiere a la Serranía de los Yariguíes, donde se encuentra la especie, que a su vez es el nombre de un grupo indígena que pereció durante el período colonial español.

El descubrimiento de una nueva ave es muy emocionante para los ornitólogos, pero el descubrimiento de una nueva Tangara es de especial importancia. Las Tangaras son las aves más coloridas, hermosas y visibles. Eran, con frecuencia, objetivo de los coleccionistas de aves en el siglo XIX, y la mayoría se ha descrito y descubierto en el último siglo.

Todavía, el día de hoy, es posible encontrar nuevas especies y subespecies de aves de familias cripticas como el tapaculos y el tororoies, pero es sorprendente que los ornitólogos en el 2010 pudieran encontrar una nueva subespecie de Tangara.

Esta población en particular, había pasado desapercibida ya que se limita a lugares aislados y páramos prácticamente inaccesibles por encima de los 2900 m de altitud, y a vegetación a lo largo de pendientes pronunciadas por encima de 2450 m. Se encontró por primera vez en la parte alta de la Serranía de los Yariguíes en un área accesible sólo por helicóptero; la última vez que se describió una subespecie nueva de Tangara fue hace más de 15 años, en 1994, cuando Aveledo y Pérez publicaron detalles de una población de la Tangara Berilina en las montañas costeras de Venezuela descrita como Tangara nigroviridis lozanoana. Sin embargo, no se ha realizado ningún descubrimiento basado en trabajo de campo exploratorio de este grupo desde 1980.

Esta es la quinta nueva subespecie de aves descubierta durante las expediciones en las montañas Yariguíes. Así mismo, dos nuevas especies de mariposas han sido descritas por Blanca Huertas y sus colegas. Un gran número de especies de aves en peligro de extinción también se encuentran en la Serranía de los Yariguíes, incluyendo la Perdiz Santandereana y el Tordo Montañero. Como resultado, dichas montañas fueron declaradas, en el 2005, como Parque Natural Nacional con 78.837 hectáreas en 2005 y ProAves estableció dos reservas naturales de 2081 hectáreas adyacentes al Parque Nacional para proteger a estas y otras especies.

Fuente: ProAves